Skip to content

El expresidente francés Sarkozy respalda a Macron, citando “experiencia”

abril 12, 2022

El expresidente conservador de Francia, Nicolas Sarkozy, apoyó a Emmanuel Macron en su intento de reelección el martes y elogió la experiencia de Macron a la luz de la “grave crisis internacional” en Ucrania. Por su parte, la candidata de extrema derecha Marine Le Pen dijo que no tenía planes de sacar a Francia de la Unión Europea, a pesar de su profundo euroescepticismo.

Le Pen y Macron se enfrentarán en la segunda ronda de las elecciones presidenciales francesas el 24 de abril, y las encuestas apuntan a una carrera mucho más reñida que la contienda unilateral en la que Macron ganó fácilmente en 2017.

El expresidente Nicolas Sarkozy le dio a Macron su respaldo de alto perfil el martes al anunciar que votaría por el titular.

“Votaré por Emmanuel Macron porque creo que tiene la experiencia necesaria para enfrentar una crisis internacional grave”, escribió Sarkozy en su página de Facebook.

†[Macron’s] proyecto económico sitúa el valor del trabajo como máxima prioridad y su compromiso con Europa es claro e inequívoco”, añadió. “Debemos abandonar nuestros hábitos partidistas (…). La fidelidad a los valores republicanos de derecha y nuestra cultura de gobierno deberían llevarnos a responder al llamado a la unidad de Emmanuel Macron”.

La declaración se produjo pocos días después de que el candidato del propio partido conservador Les Républicains de Sarkozy, al que se había negado públicamente a apoyar, sufriera una humillante derrota en la primera vuelta de las elecciones. Valérie Pecresse obtuvo solo el 4,8 por ciento en la votación del domingo, 15 puntos menos que el partido hace cinco años bajo el candidato François Fillon, plagado de escándalos.

La paliza de Pécresse está causando serios problemas financieros a Les Républicains porque el partido no ha logrado alcanzar el umbral del 5 por ciento, por encima del cual el estado reembolsa los gastos de las campañas electorales. Pécresse hizo un pedido urgente el lunes de donaciones para asegurar la supervivencia de su partido, diciendo que personalmente había acumulado una deuda de campaña de 5 millones de euros (5,5 millones de dólares).

Le Pen se ha asegurado el apoyo de sus rivales de extrema derecha Éric Zemmour y Nicolas Dupont-Aignan de camino a la segunda vuelta del 24 de abril, pero la mayoría de los demás candidatos de la primera vuelta se han unido detrás de Macron.

Si quieres obtener más información del artículo, conoce más aquí.

Sin ‘agenda secreta’ para salir de la UE

Le Pen, que se presenta a la presidencia por tercera vez, ha desechado los planes previos de sacar a Francia de la UE, del espacio Schengen con libre circulación y de la moneda única del euro. Sin embargo, sigue siendo profundamente euroescéptica.

“No tengo una agenda secreta”, dijo Le Pen a la estación de radio francesa Inter el martes, negando planes para sacar al país de la UE pero prometiendo reformar el bloque de 27 miembros.

“Creo que una gran mayoría de los franceses ya no quieren la Unión Europea tal como existe hoy, una Unión Europea que funciona de manera absolutamente antidemocrática, que avanza a través de amenazas, a través del chantaje y que lleva a cabo políticas contrarias a los intereses de los gente”, dijo.

Le Pen se ha comprometido a renegociar el Acuerdo de Schengen y aumentar el número de funcionarios de aduanas mediante la reintroducción de controles sobre las mercancías que ingresan al país desde otros países de la UE.

Tal medida protegería los empleos franceses y combatiría el “fraude”, afirmó el líder de extrema derecha, pero los analistas dicen que plantea dudas sobre el comercio sin fricciones dentro del mercado único de la UE.

Se cree ampliamente que la promesa de 2017 de Le Pen de abandonar el euro ha alienado a muchos votantes de la corriente principal. Esta vez ha tratado de moderar su tono, diciendo que ve a la UE como una alianza de estados miembros soberanos.

Cuando se le preguntó si abandonaría la UE si fracasaran todos sus esfuerzos por reformar el bloque, Le Pen respondió: “En absoluto”.

China pone fin a la congelación de la aprobación de juegos y otorga las primeras licencias desde julio de 2021