Ecuador: Derrame de petróleo en selva amazónica ‘podría haberse evitado’

Ecuador: Derrame de petróleo en selva amazónica ‘podría haberse evitado’

Más de un millón de galones de petróleo se derramaron en la selva amazónica de Ecuador después de que se rompiera un oleoducto el 28 de enero. La compañía que administra el oleoducto dijo que fue dañado por la caída de rocas, derribado por la erosión y las fuertes lluvias, y afirmó que el incidente “no podía haberse previsto”. Pero nuestro observador dice que esta excusa no es suficiente.

El oleoducto, administrado por la empresa privada OCP, está ubicado en Ecuador, en el límite de las provincias de Napo y Sucumbíos.

El equivalente a 6.300 barriles de petróleo -más de un millón de litros- vertió en los cercanos ríos Coca y Napo. El derrame afectó hasta 21.000 metros cuadrados de la Reserva Cayambe-Coca, un área protegida.

‘Comunidades indígenas viven en los ríos Coca y Napo’

Nuestro observador es Luis Xavier Solís, abogado especialista en derechos humanos de la Fundación Alejandro Labaka. Vive en la provincia de Orellana, que fue afectada por el derrame. Solís le dijo al equipo de FRANCE 24 Observers que consideraba el derrame como un desastre tanto para la población local como para el medio ambiente.

En Ecuador, dos oleoductos transportan petróleo desde el Amazonas hasta la costa del Pacífico: uno es operado por OCP, una empresa ecuatoriana privada, y el otro por PetroEcuador, una empresa que cotiza en bolsa.

Un oleoducto en un entorno de riesgo

El 28 de enero, OCP dijo que su tubería resultó dañada por la caída de rocas en un incidente que “no se pudo prever

Sin embargo, para diciembre de 2021, el tránsito de petróleo en el área se suspendió debido a la erosión del suelo que, según OCP, estaba causando el problema. Tanto OCP como PetroEcuador habían construido desviaciones en sus oleoductos.

Luis Xavier Solís dijo: “Hemos dicho en repetidas ocasiones que la fuga del 28 de enero era previsible e incluso podría haberse evitado. Ha habido varias advertencias de científicos y organizaciones como la nuestra de que no podemos mantener una tubería en las orillas de un río y en un área tan expuesta a deslizamientos de tierra y afloramientos rocosos, y tan cerca de un volcán. Estas advertencias fueron ignoradas por el estado ecuatoriano y empresas privadas, dando lugar a esta nueva filtración”.

Cientos de derrames de petróleo en los últimos años

Además, ha habido otros derrames de petróleo en el área en el pasado, de diversos grados de gravedad. En abril de 2020, ambos oleoductos ecuatorianos resultaron dañados en el mismo lugar, derramando más de 15.000 barriles de petróleo. En mayo de 2013 se derramó a pocos kilómetros el equivalente a 11.000 barriles. El equivalente a unos 14.000 barriles se derramó en el mismo lugar en febrero de 2009.

Estos no son los únicos casos: varias fuentes dicen que ha habido cientos de derrames de petróleo en Ecuador en los últimos años.

De acuerdo con la Confederación de Naciones Indígenas del Ecuador“ Hay más de dos derrames de petróleo en la Amazonía cada semana”, o más de cien al año. Una encuesta del sitio web ecuatoriano Plan V confirma esta cifra y agrega que “se registraron 899 derrames de petróleo entre 2015 y junio de 2021”. 

La ONG Amazon Frontlines dice: “Según el Ministerio de Medio Ambiente de Ecuador, más de 1.169 derrames de petróleo fueron reportados oficialmente en Ecuador entre 2005 y 2015, de los cuales el 81% fueron en la Amazonía”.

La reina Isabel de Gran Bretaña se contagia de covid-19 ‘leve’

 

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *